Importancia de las sillas ergonómicas

Muchos de nosotros tenemos trabajos que requieren mucho tiempo sentados, lo que puede ser perjudicial para nuestra salud durante un largo período de tiempo (desde dolor de espalda hasta problemas de circulación). Sin embargo, si usa una silla ergonómica, le hará un gran favor a su cuerpo. Estas sillas están específicamente diseñadas para mantenernos saludables y sentirse bien, por eso son imprescindibles para cualquiera que pase una gran parte del día sentado. En la lista a continuación, describimos algunos de sus beneficios clave:

Concentración

¿Sabía que las sillas ergonómicas pueden ayudar a mejorar su concentración al limitar las molestias? Tener una circulación adecuada y un cuerpo sin dolor lo ayudará a sentirse mejor, asegurando que no lo distraigan de su trabajo. En lugar de pasar una mayor parte del día tratando de sentirse cómodo, podrá concentrarse en cosas más importantes (como terminar esa hoja de cálculo importante antes de la fecha límite).

Alivio del dolor

Uno de los propósitos principales de estas sillas es prevenir y aliviar el dolor. Sin el apoyo adecuado, una sesión prolongada puede provocar dolor lumbar o fatiga muscular y agotamiento. El dolor puede inhibir su productividad, tanto en el trabajo como en el hogar. Además de esto, sentarse en el tipo de silla incorrecto durante un período prolongado de tiempo puede conducir a una variedad de problemas de salud o incluso empeorar los existentes.

Circulación adecuada

Permitir que la sangre fluya adecuadamente por nuestros cuerpos es crucial, pero estar sentado a menudo lo inhibe. La circulación inadecuada puede provocar tobillos hinchados y venas varicosas, o incluso coágulos de sangre. Afortunadamente, la mayoría de las sillas ergonómicas permiten ajustar la posición y la altura del asiento de acuerdo con la longitud de sus piernas. Es importante que sus piernas permanezcan en un ángulo de 90 grados mientras está sentado para garantizar una circulación adecuada.

Apoyo adecuado

Nuestros cuerpos tienen sus propias curvas y áreas únicas que necesitan apoyo y amortiguación. Es importante que elija una silla para su estación de trabajo que pueda proporcionar a su cuerpo el apoyo que necesita. Muchos están hechos de malla, que se amoldará automáticamente a los contornos de nuestros cuerpos y les dará el soporte necesario. También tienen características, como reposacabezas y respaldos, que respaldan nuestras posturas naturales.

Presión reducida

No debería sorprender que las sillas normales tengan una superficie dura: cuando nos sentamos, el asiento ejerce una presión adicional sobre nuestra región de la cadera. Esto puede provocar opresión y dolor o, en casos más extremos, bursitis de cadera. Sin embargo, adoptar un enfoque ergonómico significa que tendrá una buena profundidad de asiento (que mide de 2 a 4 pulgadas desde la parte posterior de las rodillas) que soporta las caderas y las nalgas de manera adecuada.

Con la gran cantidad de beneficios ofrecidos, no es de extrañar cómo lo hicimos sin sillas ergonómicas en el pasado. Si usted (o sus empleados) han comenzado a experimentar algunos de los problemas discutidos anteriormente, como dolor de espalda o mala circulación, es hora de que haga el cambio para evitar que estos problemas empeoren. Incluso si nadie ha comenzado a quejarse de dolor, hacer el cambio temprano puede ayudar a evitar que ocurra en primer lugar con las sillas de respaldo derechas.

Si deseas tener más información acerca de sillas para oficina entonces aprieta en el link para tener mejor información.

Leave a Comment