Cómo las sillas de su oficina impactan la productividad de los empleados

En promedio, pasamos 40 horas a la semana en el trabajo, y pasamos la mayoría de los que están en nuestro escritorio; de hecho, el empleado de oficina promedio pasa 5 horas y 41 minutos todos los días sentado en el trabajo. Por lo tanto, no sorprende que su elección de silla de oficina tenga un gran impacto en sus niveles de productividad.

Hoy estoy viendo 3 formas en que la humilde silla de oficina afecta la productividad de los empleados, y qué puede hacer al respecto.

1) comodidad

La comodidad de los empleados es esencial para crear un ambiente de trabajo productivo. Los empleados que no se sienten cómodos en sus sillas tienen más probabilidades de cambiar mucho y su atención se centrará en su incomodidad, más que en su trabajo.

Por lo tanto, es vital que tenga sillas que los empleados puedan adaptar fácilmente para adaptarse a sus requisitos físicos: ajustables en altura, con respaldos y brazos ajustables para proporcionar un soporte adecuado para la espalda y los hombros.

2) salud y bienestar

Los diseñadores de muebles están creando sillas ergonómicas cada vez más cómodas, que proporcionan un excelente soporte muscular. Sin embargo, uno de los efectos secundarios de tener una silla muy cómoda es que puedes pasar fácilmente muchas horas sentado en ellas, sin sentir ninguna molestia que te lleve a moverte. Los períodos prolongados de tiempo sentado pueden tener un grave impacto en la salud a largo plazo de los empleados, aumentando el riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes.

En el corto plazo, largos períodos de tiempo sentados en sillas de oficina que no están ajustados adecuadamente para satisfacer las necesidades del empleado pueden causar problemas de espalda y tensión muscular, lo que contribuirá a su incomodidad y alcanzará sus niveles de productividad.

3) monotonía

Sentado en la silla de su oficina, pasa más de cinco horas y media todos los días exactamente en la misma posición, con solo unas pocas reuniones y tal vez un descanso para almorzar para agregar variedad a su día.

Esto es inherentemente malo para su concentración y niveles de productividad: la variedad es buena para mantener nuestros cerebros comprometidos y enfocados en la tarea en cuestión. Por lo tanto, sentarse en el mismo asiento en el mismo lugar durante horas es una lucha para todos los empleados, no solo para sus cuerpos sino también para sus mentes.

Cómo mejorar la productividad de los empleados

La configuración del espacio de trabajo de sus empleados tiene un gran impacto en sus niveles de productividad, y sus escritorios y sillas de oficina son una parte importante de ese espacio que utilizan todos los días. Con un par de cambios en la configuración de su oficina, puede ayudar a aumentar los niveles de productividad de los empleados:

1) Suministrar sillas ergonómicas

No importa cuánto tiempo cada día pasen sus empleados sentados, las sillas ergonómicas son imprescindibles. Estos están diseñados para proporcionar un soporte adecuado para la espalda baja y se pueden ajustar para que cada individuo pueda mantener una postura correcta mientras está sentado

Esto ayudará a los empleados a sentirse más cómodos cuando se sienten en sus escritorios, para que puedan concentrarse más fácilmente en su trabajo.

2) Fomentar el trabajo sentado-pararse

El trabajo sentado y de pie es una tendencia cada vez más popular en el lugar de trabajo. No se trata de pasar todo el día de pie para trabajar, sino de alentar la transición regular entre estar sentado y de pie, porque es este movimiento adicional lo que es bueno para usted. Además de mejorar la circulación y reducir el riesgo de problemas de salud a largo plazo, el trabajo sentado y de pie permite a los trabajadores ajustar su postura durante el día para estar más cómodos, con menos dolores y molestias para distraerlos y disminuir sus niveles de productividad.

Comenzar a trabajar sentado y de pie requerirá un cambio de mentalidad de trabajo, y significará que también necesitará comprar algunos escritorios ajustables. Esto tiene el beneficio adicional de permitir que los empleados cambien la altura de su escritorio para satisfacer sus necesidades, no solo cuando están de pie, sino también cuando están sentados, por ejemplo, si un empleado está por encima o por debajo de la altura promedio, para crear un ambiente de trabajo más cómodo.

Si quieres enterarte más del tema de sillas para oficina entra al link para una mejor asesoría.

Leave a Comment