Cómo convencer a tu jefe de que necesitas una buena silla ergonómica

Cuando se acerque a su jefe para comprar un nuevo equipo, recuerde que tiene la tarea de ayudar a la compañía a obtener ganancias. Esto significa que está obligada a administrar los gastos y maximizar la productividad del personal. Debe considerar esto cuando planifique su presentación.

Su discurso debe centrarse en los beneficios que las sillas ergonómicas aportan a la empresa, así como al personal. Los gerentes deben considerar el retorno de la inversión (ROI) de cada compra que aprueban para poder justificar el gasto a sus jefes. El mejor enfoque es demostrar que los beneficios de la silla ergonómica para el personal también beneficiarán a la empresa.

¡Después de meses de pruebas, hemos elegido las mejores sillas de oficina para 2019!

Mi artículo, Cómo la ergonomía adecuada en el lugar de trabajo reduce el costo de los empleadores, describió el impacto del equipo ergonómico en los costos directos e indirectos para los empleadores. La causa más común de estos costos son los trastornos musculoesqueléticos (TME), como dolor de cuello, distensiones de la espalda, tendinitis, epicondilitis y síndrome del túnel carpiano. Los costos directos relacionados con los MSD son pagos de compensación para trabajadores, gastos médicos y honorarios legales. Los costos indirectos incluyen la implementación de medidas correctivas, investigación de accidentes, capacitación de empleados de reemplazo, pérdida de productividad y absentismo.

El uso de una silla ergonómica puede abordar tres factores principales que conducen a estos costos directos e indirectos. Incluyen reducir las lesiones laborales, mejorar la productividad y mejorar la satisfacción de los empleados.

Reducción de las lesiones laborales: las sillas ergonómicas reducen las lesiones laborales al disminuir el estrés postural en el cuello, la espalda, los hombros, los codos y las muñecas. Disminuir el estrés postural en su cuerpo ayuda a prevenir los trastornos musculoesqueléticos causados por un mal posicionamiento y uso excesivo durante las actividades repetitivas.

Mejora de la productividad: las características ajustables de una silla ergonómica le permiten acomodar diferentes tipos de cuerpo, actividades y estilos de trabajo. Una silla ergonómica correctamente ajustada le permite trabajar durante períodos más largos al mejorar su comodidad y garantizar que esté en la posición óptima para realizar su trabajo. Es menos probable que se distraiga por el dolor y pueda concentrarse en las tareas laborales.

Mejora de la satisfacción laboral: las sillas ergonómicas son más cómodas que las sillas estándar porque se pueden adaptar para adaptarse a cada usuario. El uso de una silla de apoyo que le permita realizar sus tareas laborales sin causar dolor, fatiga o tensión muscular lo mantendrá en un estado mental más positivo. El conocimiento de que su empleador se preocupa por su bienestar mejorará aún más su satisfacción laboral.

Justificando el costo

Su jefe podría ver una silla ergonómica como un gasto innecesario que solo le quitará ganancias a la compañía. Deberá replantear su punto de vista sobre el costo de la silla para que sea una inversión en su equipo. Explica cómo tu silla actual causa dolor muscular y tensión que requiere que tomes descansos frecuentes para pararte y caminar. Discuta cómo la necesidad de descansos frecuentes reduce su productividad durante el día.

Una vez que haya pintado la imagen de los efectos negativos que su silla actual tiene sobre su eficacia en el desempeño de su trabajo, debe cambiar las instrucciones para centrarse en los efectos positivos que ofrecerá una nueva silla ergonómica. Describa cómo la nueva silla le permitirá sentarse durante un período de tiempo más largo para realizar un trabajo enfocado y productivo. Demuestre que la nueva silla promoverá una postura adecuada y le permitirá realizar tareas de manera más eficiente.

Su presentación puede ser más efectiva si puede cuantificar el tiempo productivo que obtendrá al poder trabajar en su escritorio por períodos más largos. Puede utilizar los datos del Departamento de Trabajo para demostrar el costo de una menor productividad por lesiones laborales y la retirada de los empleados. Trate de mantener la discusión lo más simple posible, pero podría ser útil contar con asistentes visuales como gráficos para ilustrar el punto. La clave es demostrar que su aumento en la productividad y la reducción del riesgo de faltar al trabajo cubrirán con creces el costo de la silla ergonómica.

Resumen

Las sillas ergonómicas pueden ser costosas, pero el retorno de la inversión puede ser significativo si considera el potencial de menos lesiones laborales, mayor productividad de los empleados y una mejor participación de los empleados. Un equipo saludable y comprometido también tendrá tasas más bajas de ausencias y una mejor satisfacción laboral. Puede convencer a su jefe de su necesidad de una silla ergonómica explicando que aumentar su productividad y reducir el riesgo de tiempo perdido compensará con creces el costo de la silla.

Si intentas saber más acerca sillas para oficina entonces da click en el enlace y obtendrás novedades.

Leave a Comment